Seleccionar página

Hoy día son muchos los recursos que existen para poder instalar en nuestro hogar estos van desde ventanas modernas y automatizadas, hasta portones eléctricos, no sin antes pasar por puertas eléctricas, plegables, o de distintos materiales las cuales en su mayoría se encargan de brindar determinada seguridad para ti y las personas que te rodean, como tus amigos, familiares, entre otros. Echar un vistazo a este sitio web
De acuerdo a lo anterior, entre los tipos de puertas que existen y que en ocasiones instalamos en nuestra casa se encuentran las de aluminio, las cuales no están exentas de dañarse por distintos motivos como por ejemplo el mal uso, golpes, forcejeos, y muchas otras causas que pueden incurrir en que estas no aperturen o cierren correctamente.
Este tipo de problemas con las puertas de aluminio suele ser genérico, debido a que existe modelo y no sólo de puertas sino también de ventanas en donde tanto el cierre como la apertura no es tan casual o normal como sería en una puerta común.
Problemas principales
Generalmente el roce en la parte inferior de la puerta aluminio influye en que esta impida correctamente la apertura o cierre de la misma y es por ello que muchas veces queda anclada.
La razón más común este problema suele ser por la rotura una de las bisagras, en varias o incluso los golpes al cerrar o abrir la puerta. Todo esto no determinada calidad de la misma, más bien determina la delicadeza de estas y es por ello que deben de cuidarse adecuadamente para aumentar su tiempo de vida útil.
Tips para reparar tu puerta de aluminio
Cuando tienes problemas con tu puerta aluminio no es necesario que acudas a un costoso servicio técnico para repararla, ya que es tan sencillo como hacerlo por ti mismo, diviértete y aprende cómo cuidar tu puerta de aluminio ahorrándole un alto costo a tu bolsillo.
Si tienes problemas con tu bisagras, esta se ha roto sólo necesitas reemplazarla, para ello acude a una ferretería y ubica una bisagra del mismo material y forma, y reemplázala por ti mismo.
Algo tener en cuenta es que muchas veces el peso influye determinantemente en este tipo de puertas, ya que llevan un acristalamiento que aumenta bastante su peso, o por lo menos lo hace en gran medida.
En este punto es importante levantarla con sumo cuidado para el objetivo principal de nuestra reparación, ya que debido al peso puedes romper otra bisagra o incluso la misma puerta. Es importante que tenga un juego de llaves del tipo Allen, algunos destornilladores y una cuña la cual deberá ser de una distancia mayor que la de la puerta y el suelo.
El primer paso sería abrir la puerta, ahora sí está cerrada y es imposible aperturarla lo que debemos hacer es fijarnos en la parte inferior de la puerta, en la cual se encuentra un cierre con un gancho, y este la parte que nos interesa ya que es la que casi siempre bloqueada la puerta.
Al fijarnos muy bien, notamos que en la parte inferior del marco en el mismo lado existe un encaje perfectamente para el cierre. Una vez conocido lo anterior, para abrir la puerta basta con subirla un poco de ese lado y abrirá con facilidad.
Posteriormente hacemos uso de la cuña para retirarla de las bisagras y el marco, luego haremos uso de las llaves para retirar las bisagras reemplazarlos por una nueva y listo. No tendrás problemas para poder abrir tu puerta de aluminio y además habrás ahorrado mucho a diferencia de contratar a un técnico.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
LLAMA AHORA