Seleccionar página

A todos se nos puede perder la llave, podemos vernos con un cerradura dañada o quedar atrapado, hay incontables circunstancias que impedirían que pudiésemos abrir una cerradura de la manera convencional. Información especial
Y en ocasiones esto puede llegar a ser molesto o hasta peligroso si no tenemos alguien que pueda ayudarnos, una forma de comunicarnos con otra persona o requerimos abrir urgentemente una puerta.
Para evitar dicho riesgo, te damos a conocer diferentes formas de abrir una cerradura en casos de emergencia, adaptados a múltiples circunstancias y herramientas para que puedas disponer de lo que tienes a la mano.
Ten en cuenta que dichas técnicas resultarán inútiles con una cerradura o una puerta de alta seguridad, pues están fabricadas de tal forma que son a prueba de los métodos de robo más utilizados:
Llave maestra: Las llaves maestras, conocidas también como llaves dumping, son llaves diseñadas para encajar con cualquier combinación de pistones. Usualmente estas llaves no se pueden comprar en tiendas, aunque se pueden conseguir en Internet.
Para usarlas, introduce la llave dumping en la bocallave y dale unos pequeños golpes con un objeto para que los pistones de la cerradura se alineen y permitan abrirla.
Tarjeta: Busca una tarjeta que sea a la vez flexible y resistente e introdúcela entre la puerta y el marco, buscando el lugar donde se encuentra el pestillo (diente ubicado en el costado de la puerta que permite que ésta cierre).
Acto seguido, empuja la tarjeta mientras la mantienes sostenida perpendicularmente para que el pestillo salga del cerradero (orificio donde encaja el pestillo) y permita que la puerta abra.
Este procedimiento tiene que hacerse rápido y es recomendable usar una tarjeta que no sea muy importante por si se llega a partir, como una tarjeta de crédito, una identificación u otro documento importante.
Clip: Toma un clip, haz un gancho con él y, de la misma forma que la técnica de la tarjeta, intenta sacar el pestillo del cerradero.
Puedes usar también cualquier objeto con forma de gancho que puedas introducir entre la puerta y el marco, como un gancho de ropa o cualquier otro alambre.
Taladro: Toma un taladro y clávalo en el bocallave de la cerradura. Esto destrozará los pistones. Utiliza ahora un destornillador e introdúcelo en el agujero que hiciste, girándolo para abrir la puerta como si estuvieses usando la llave
Alicate o llave inglesa: Con una herramienta como un alicate o una llave inglesa, sujeta el bombín (Parte donde se encuentra la bocallave) y dóblalo de un lado a otro hasta partirlo y sacarlo, o directamente extraerlo completo. Usa un destornillador para abrir la puerta.
Patacabra: Usa la patacabra como palanca para retirar el marco de la puerta que pueda obstaculizar el ver el pestillo e intenta sacar este del cerradero aplicando fuerza con la patacabra.
Empujar: Si la puerta es débil o está vieja o deteriorada, puedes intentar derribarla con un golpe o patada. Probablemente necesites más de un intento para hacerla ceder.
Trucos para abrir la cerradura sin llave
Te enseñamos diferentes métodos para abrir una cerradura en caso de emergencia.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
LLAMA AHORA